Se encuentra usted aquí

¿Qué es el IPEP de Cádiz y donde estamos?

Versión para impresiónVersión PDF

El Instituto Provincial de Educación Permanente de Cádiz (IPEP) es un Centro educativo de la Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía, se encuentra situado en el Barrio de Puntales de la capital gaditana y tiene ámbito provincial, cuenta además con una Sección (SIPEP "Entre dos aguas") localizada en Algeciras, para el alumnado del Campo de Gibraltar.

Los IPEPs se integran en la red general de Educación Permanente y ofrecen  un servicio a los ciudadanos que complementa al resto y en la práctica se convierten en los centros de referencia y con una oferta educativa más amplia en Educación Permanente concretado en:

-                     La oferta de una enseñanza presencial en horario de mañana que permite al alumnado encontrar un lugar que se adapta a sus características y posibilita a padres/madres a asistir a clase durante el horario escolar de sus hijos/as.

-                     Flexibilidad horaria en la enseñanza semipresencial de ESPA y Bachillerato con clases indistintamente en horario de mañana-tarde.

-                     Un profesorado especializado en enseñanza semipresencial y de plantillas estables y muy consolidadas

-                     Atención individualizada a un alumnado muy diverso que encuentra un centro a medida de sus necesidades: amas de casa, cuidadores, jóvenes que proceden del fracaso escolar y que estaban abocados a abandonar sus estudios, trabajadores con turnos, a tiempo parcial, temporeros y parados que han visto la posibilidad de continuar con su formación.

-                     Instalaciones perfectamente acondicionadas a las modalidades de enseñanza presencial y semipresencial.

-                     Un proyecto basado en la utilización de metodología activa, potenciado por la formación de grupos de trabajo con profesores/as de diferentes materias, con la finalidad de lograr el trabajo diario del alumnado y la desdramatización del examen de final de trimestre. Con esta metodología se pretende que el alumnado construya día a día su propio aprendizaje.

-                     La implementación progresiva, en la medida en que la plantilla de profesorado lo permite, de horas de docencia de materias pendientes.

Oferta de actividades e integración en proyectos Europeos para implicar al alumnado en el día a día del centro

 

Hay  que remontarse a 1973 para encontrar el primer programa de Educación Permanente de Adultos en España llevado a cabo por el  MEC  en aplicación de la LGE  de 1970. En 1975 se pone en marcha  el Instituto Nacional de Bachillerato a Distancia (INBAD) para satisfacer, en aquellos momentos, “las necesidades de escolarización de un sector de población que por circunstancias de edad, residencia o de otra índole no podía seguir los estudios de Bachillerato en centros ordinarios”. En la provincia de Cádiz se establecen como Centros Colaboradores el antiguo Instituto Santa María del Rosario y el Isla Verde de Algeciras que con el tiempo terminaron convirtiéndose en Extensiones del INBAD.

 

Ya en la década de los 80, como consecuencia de la transferencia de competencias de Educación a determinadas Comunidades Autónomas, y después de un periodo de adaptación, en  Andalucía se opta por un modelo descentralizado en la Educación a Distancia y en 1988, se crean los primeros Institutos de Bachillerato a Distancia.

Dos años después arranca el  IBAD de  Cádiz , “para atender la creciente demanda de este tipo de enseñanza en la provincia”. Se establece su sede provisional en el Colegio Público “Tierno Galván” compartiendo edificio durante  7 años. Tras intensas gestiones del Equipo directivo, se logra que finalmente la Delegación dote al IBAD de un edificio propio, adjudicándole el que en aquel momento era el Colegio Público “José León de Carranza”, construido en Puntales en la década de los sesenta del pasado siglo y que debido a una dramática reducción en el número de su  alumnado  se vio abocado al cierre en el curso 1996/1997. El edificio presentaba importantes deficiencias y carencias que con trabajo y empeño se han ido subsanando paulatinamente hasta conseguir el Centro renovado y bien equipado existente en la actualidad.

Durante el periodo de su existencia, en el IBAD se impartió BUP y COU a alumnado procedente mayoritariamente de la Ciudad y de los pueblos de la Bahía, con edades comprendidas entre los 25 y los 40 años. Aquel IBAD contaba con unos 12 profesores, uno por asignatura, los libros de texto empleados eran en gran medida procedentes del INBAD de Madrid donde se habían elaborado de forma específica por comités de expertos para este tipo de Enseñanza, se atendían entre 500 y 600 alumnos cada curso académico, con un nivel de asistencia en torno al 35-40% y se obtenían resultados positivos en torno a un 65 % de estos.  

                      Ya en aplicación de la LOGSE, en 1988 la Consejería de Educación decide transformar a los antiguos IBADs en  Institutos Provinciales de Formación de Adultos (IPFAs)  que en nuestro caso incluía además una sección en Algeciras. A  partir de este momento, el Claustro de profesores se incrementa significativamente para asumir un nuevo reto al iniciarse la Enseñanza Secundaria de Adultos, pasando el Instituto de tener un área de influencia  relativamente restringida a una implantación prácticamente provincial.   

Fueron momentos de intensos cambios y mucho trabajo, la puesta en marcha de esta novedosa enseñanza  fue complicada, se crearon comisiones para hacer textos específicos que no existían y en los cuales nuestro centro colaboró activamente. Debido al carácter “Provincial” del Instituto tuvimos la responsabilidad de implantarla en diversas localidades, para lo cual fue necesario iniciar contactos con los CEPER de la Sierra, la Comarca de la Janda, Jerez, la Bahía y Costa Noroeste, coordinarlos y orientarlos en su labor de tutorización del alumnado.

El esfuerzo fue casi titánico, el número de alumnos fue creciendo de forma exponencial llegando a alcanzar una matrícula de más de 5500 alumnos para una plantilla de 30 profesores que se desplazaban regularmente a distintas localidades para suministrar materiales, orientar y examinar.

Además de Secundaria se impartía también Bachillerato a Distancia, se expidieron miles de títulos de Secundaria y centenares de Bachillerato con un exiguo número de profesores apoyados por los maestros de los CEPER, con lo que la rentabilidad de este Instituto era difícilmente superable.

Con la entrada en vigor en 2008 de la Ley de Educación de Andalucía se produce una nueva transformación y aparecen los Institutos Provinciales de Educación Permanente (IPEPs) en el Artículo 109 de la citada Ley como centros específicos de Educación Permanente.

                             

Las informaciones ofrecidas por este medio tienen exclusivamente carácter ilustrativo, y no originarán derechos ni expectativas de derecho. (Decreto 204/95, artículo 4; BOJA 136 de 26 de Octubre)
Diseño: Manuel Chica Pancorbo. Tema basado en Danetsoft